mapLocalizados en
Ver el mapa
mapPróximos Cultos
8:00am & 11:00am

 Esta es la cuarta guía que recibirás para que puedas celebrar unos momentos devocionales en familia, cada semana. El primer paso es la selección del día y la hora de ese encuentro. Sugerimos un día en el que no haya actividad cúltica en el templo, pues nada sustituye la experiencia de adorar a Dios en comunidad, y, un horario en el que puedan integrarse y participar la mayor parte de los miembros de la familia, de todas las generaciones.

 

Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz." Isaías 9:6b RV 1960

 

Lectura Bíblica (al unísono) - Isaías 9:2,6-7a RV 1960

El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite.

Demos gracias al Señor por su presencia en esta reunión (Oración)

 

Cantemos con júbilo, celebremos que ha llegado la paz:   “¡Al mundo paz, nació Jesús!”

¡Al mundo paz, nació Jesús!
Nació ya nuestro Rey. El corazón ya tiene luz
//y paz su santa grey,//
y paz, y paz su santa grey.

¡Al mundo paz, el Salvador
en tierra reinará!
Ya es feliz el picador;
//Jesús perdón le da,//
Jesús, Jesús perdón le da.

¡Al mundo Él gobernará!
con gracia y con poder;
a las naciones mostrará
//Su amor y su poder,//

Su amor, su amor y su poder.

Reflexión: “Dios tiene propósitos maravillosos para nuestras vidas y nos ofrece la paz perfecta, da a través de su Hijo Jesucristo, el príncipe de paz.”

Se dice de un Rey que ofreció una fortuna, a aquel artista que pudiera captar en una pintura la “perfecta paz”. Muchos participaron. El Rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubieron dos que a él realmente le llamaron la atención. Sin embargo, debía escoger una. El tema de la primera era un lago tan tranquilo, que parecía un espejo y, en el cual se reflejaban unas hermosas montañas y un cielo muy azul. Todos pensaron que la pintura verdaderamente reflejaba la “paz perfecta”. La segunda pintura también tenía montañas, pero éstas eran accidentadas y no había en ellas vegetación. El cielo sobre ellas estaba oscuro, furioso, y de él caía una lluvia con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbaba la fuerte corriente de agua. Para el Rey, esto no representaba la paz, ero cuando pudo observar la escena más detenidamente, observó un pequeño arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba posado muy tranquilo un pequeño pajarito. En esa imagen, el Rey vio la paz perfecta, pues el pajarito cantaba en medio de la tormenta.

La paz no es la ausencia de guerra, problemas, enfermedades, tormentos o dificultades. De cierta manera nuestro Señor Jesús lo dijo a sus discípulos en Juan 14:27: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” El verso es hermoso, pues define la paz de Cristo como algo totalmente distinto a lo conocido hasta aquel momento. La paz que Jesús ofrece, es única, porque no depende de las circunstancias. Por el contrario, va por encima de ellas, las vence, las redime. El mundo puede ofrecer paz, pero es una paz limitada, condicionada a la ausencia de dificultad.

En este año que acabamos de comenzar, celebremos la paz perfecta que Jesús ofrece a nuestros corazones. De seguro enfrentaremos dificultades, pero si Jesús, el Príncipe de Paz, es el centro de nuestra familia, podremos, como aquél pajarito, entonar canción de alabanza en medio de la tempestad.

Momentos de intercesión (en este momento, cada uno de los miembros de la familia puede compartir alguna petición o necesidad. Luego, pueden orar los unos por los otros sabiendo que el Señor puede suplir cada necesidad).

            Oración de intercesión

Participación especial de algún miembro de la familia (opcional)

Cántico - “Puedes tener paz en la tormenta”

Puedes tener paz en la tormenta;

fe y esperanza cuando no puedas seguir.

Aún con tu mundo hecho pedazos,

el Señor guiará tus pasos.

En paz en medio de la tormenta.

Oración final (usando como guía el Salmo 4, verso 8, una declaración familiar de confianza)

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.”

BV Juntos

Te pido que se mantengan unidos entre ellos, y que así como tú y yo estamos unidos, también ellos se mantengan unidos a nosotros. Juan 17:21 TLA

Acerca de Nosotros

Bienvenidos a la página oficial de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en Buena Vista, Bayamón Puerto Rico.

Somos una iglesia de oración, creemos y hemos visto el poder de la oración y es por eso que queremos orar por ti.

Dios tiene un plan para tu vida y te invitamos a escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

holy bible